En la era de los consumidores de contenido, es importante brindar una información que realmente aporte valor al día a día de los usuarios a los que quieres llegar con tu estrategia, elaborada con la ayuda de una Agencia de Marketing Digital.

Sin embargo, también es cierto que el plan de contenidos se trata de hacer que los usuarios de Internet se olviden por un momento del precio del producto y servicio y se dejen llevar por las emociones del momento y por la fidelidad que le tienen a cierta marca.

Contar historias es una acción que viene de antaño, pues desde niños ha sido normal y habitual que escuchemos historias para poder lograr entender alguna cuestión que de otra manera sería compleja de comprender.

El storytelling es el arte de contar historias de manera oral o escrita que generen un vínculo emocional con el oyente para lograr un objetivo concreto.

Desde que existía el marketing tradicional, aquel que daba mensajes publicitarios repetitivos, existía el storytelling, y ahora que nos encontramos en la era digital, sigue siendo completamente adaptable.

Para el marketing digital, los objetivos concretos de contar historias son motivar una acción, aumentar el engagement o cerrar una venta, entre otros.

Esto se logra porque las personas, al hacerles llegar una historia, conectan a un nivel emocional y el mensaje se recibe de una manera tan eficiente que es normal que los usuarios comiencen a sentir empatía por la historia de la empresa.

Toda compañía tiene misión, visión y valores, pero la mejor manera de hacer que las audiencias lo entiendan y puedan sentirse identificadas con esto es darlo a conocer mediante el formato de historia.

De manera que el storytelling es beneficioso para tu marca porque:

  • Incrementa la confianza: contar una historia es una manera de humanizar a tu marca, que las personas se sientan identificadas contigo; así que el storytelling es la herramienta ideal para generar confianza en tu público online.
  • Genera un mayor engagement: las emociones provocan reacciones, y las reacciones en las plataformas sociales aumentan el compromiso de tus usuarios con tu marca. Tienes que estar ahí para darles la mejor respuesta de agradecimiento.
  • Hace más fácil recordar la marca: la asociación que los usuarios hacen entre la marca y la historia, con sus datos y características, hacen que el recuerdo sea más sencillo de mantener en mente.
  • Mejora la reputación online de la marca: cuando una marca se humaniza a través de las historias contadas, los usuarios comienzan a percibirla como una persona, lo que les da mayor confianza y así mejora la reputación de la empresa en Internet.

Técnicas

Aunque nada está escrito en piedra, existen algunas técnicas de storytelling que pueden permitirte conectar de una manera óptima con tus Buyer Personas.

Videomarketing

Si hay una manera de conectar rápido con las audiencias es a través del material audiovisual, pues no requiere de ningún esfuerzo como sí lo representaría el tener que leer un post de blog. Con tan solo hacer clic en “play” los usuarios tienen a su alcance la información que desean.

Una buena manera de hacer storytelling es esta: contar una historia a través de imágenes y sonidos; se ha comprobado que el videomarketing tiende a hacerse viral.

Además, muchas personas prefieren obtener información a través del video antes que de cualquier otro formato.

Atrévete a contar tu historia en YouTube, Instagram TV, etc. Las plataformas para hacerlo, sobran.

Educar

¿Tienes información especializada que compartir con tu audiencia pero temes que no se entienda a la perfección? Si lo haces en forma de historia, tus usuarios te lo agradecerán.

Si perteneces a la industria de la medicina, las leyes o el marketing, por ejemplo, brindar contenido que eduque debe ser primordial para ti.

Si logras colocar personajes alrededor de esta información, la idea quedará más clara y podrás comunicarte con tus usuarios de una forma óptima.

Casos reales de clientes

No tienes por qué colocar los nombres ni los datos reales de los clientes que hayan tenido una historia de éxito con tu negocio.

Puede dejarlos en el anonimato pero contar punto por punto cómo este cliente llegó a tu negocio y de qué manera logró alcanzar sus más altos objetivos.

Al hacerlo en forma de historia, es muy probable que otros de tus clientes potenciales se interesen al sentirse identificados.

Elemento humano

Las historias tratan sobre conexiones emocionales. Si puedes incorporar un elemento humano en tu historia, puedes conectarte con tu audiencia y convencerlos de que prueben tu marca.

Es mucho más poderoso ver a una niña recibir un implante coclear y escuchar la voz de su madre por primera vez, que citar estadísticas y estudios de casos.

Empatizar con tu audiencia es la mejor manera de que consideren usar tu producto o servicio, y la forma más efectiva de lograrlo es mediante la comunicación visual.

En otras palabras, tienes que vender la experiencia, y la mejor manera de hacerlo es mostrarle a tu audiencia, no solo decirle.

Arquetipos

Los patrones de historia son muy útiles, especialmente si todavía estás tratando de encontrar el equilibrio. Puedes usar arquetipos de narración ya probados. De esta manera, le permites a tu audiencia predecir lo que ocurrirá.

Los arquetipos de historia más utilizados son:

  • La historia del héroe.
  • La serie de aventuras.
  • La historia del descubrimiento.
  • Presentaciones históricas.
  • Historia de éxito personal.

Elemento sorpresa

Un giro inesperado en cada historia es apasionante, cautivador y convincente. Ofrece a tu audiencia una razón más para prestar atención a lo que tienes que decir y, en el mejor de los casos, desestima la competencia.

Un gran ejemplo es cómo las series de televisión agregan giros únicos a sus historias de toda la temporada para mantener sus clasificaciones en su lugar. Esta técnica crea suspenso y mantiene a la audiencia comprometida, esperando lo que sucederá después.

Establece un comienzo sólido, un desarrollo y un final, pues estas son las tres partes principales de toda buena historia

Cada uno tiene un propósito separado y distinto. El inicio, por ejemplo, debe enganchar efectivamente a la audiencia. Debes poder captar la atención desde el principio para asegurarte de que sigan pasando las páginas o sigan pegados a sus pantallas.

La parte central debe tener un buen giro que mantenga a tu audiencia interesada.

El final es cuando se resuelven todas las peleas. Debes ofrecer una buena conclusión que influya en tu audiencia y los lleve a tomar medidas.

En conclusión, las historias son la mejor manera de conectarte con tu audiencia y de humanizar tu marca. Aprovecha estas técnicas de storytelling para mejorar tus números.

Fuente: Imaat

Sumate a la conversación

1 comentario

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *